martes, 18 de agosto de 2009

El camino

No sabía donde se metía pero sí que se adentraba con mucha ilusión a este mundo de los blogs de historias.

No sé dónde me meto pero sí os puedo decir que me adentró con mucha ilusión en este mundo de los blogs de historias. No sabría deciros si actualizaré muy seguido o de vez en cuando pero lo que sí que tengo claro es que no quiero publicar ningún texto por obligación; sólo lo haré por placer y porque quiera compartirlo con quien quiera pasarse por aquí. Supongo que lo mejor que puedo hacer es dejaros con la primera historia que os enseño para que la compartamos.


Abrió la puerta y empezó a andar tranquilamente, sin prisas, mirando a su alrededor, fijándose en las personas que pasaban a su lado sin verlo, en la luz que alumbraba la calle, las tiendas y casas que habían a ambos lados, los carteles de publicidad, las palomas que había un trozo más adelante, en unos chiquillos que iban corriendo y riendo, en los comentarios altos y las risas de un grupo de adolescentes que hacía nada habían estado a su lado.

Hace ya diez años des de aquella tarde que he descrito; cuando empezó su viaje. ¿A dónde? En aquél momento no lo sabía, sólo salió a dar una vuelta y a ordenar las ideas cuando cayó la noche y sus pies cansados se pararon un momento para descansar, momento en que sus ojos vieron que un par de metros más adelante había una posada y de repente le vino la idea de pasar allí la noche, siempre y cuando el precio fuera asequible. Por la mañana cuando se levantó decidió seguir andando pero esta vez en lugar de dirigirse hacia el centro de la ciudad prefirió ir hacia la estación de tren. Hacia lo más difícil de este mundo: seguir a su intuición, dejarse llevar sin pensar ni razonar nada. Las pocas veces que se ha preguntado si valió la pena salir a la calle esa tarde, en lugar de ver la serie que emitían cada tarde desde hacía un par de años, se responde preguntándose si de haberse quedado en el sofá hubiera recorrido cinco países aprendiendo sus idiomas y viviendo unos cuantos meses o años en cada uno. Antes sabía un poco de todo pero nada y en cambio ahora sabía unas cuantas cosas de todo y de la vida. Quién sabe, quizás si se hubiera quedado en casa algún día hubiera zarpado hacia el otro lado del océano pero a lo mejor no hubiera viajado en un avión como copiloto.

Hace tiempo leyó una épica historia con grandes frases para ser recordadas pero si hay una frase que pudiera firmar como suya sería: “Es muy peligroso [Frodo] cruzar la puerta. Vas hacia el Camino, y si no cuidas tus pasos no sabes hacia donde te arrastrarán."

3 comentarios:

Sara López dijo...

Hola!! Antes que nada, ¿por qué te has creado una nueva cuenta? ¿Y tu antiguo blog "El meu món", seguirá vivo?

En cuanto al texto, creo sinceramente (que no te siente mal) que le falta un poco de sentimiento y desarrollo. Las cosas suceden muy rápido, y es un poco ambiguo. No queda demasiado claro. Tampoco se sabe si va a tener una continuación, o si va a terminar ahí.
Pero vamos, que yo no soy quién tampoco para decirte todo esto, pues ni tengo un best seller, ni un mísero cuento publicado.
Lo único que te puedo decir es que me alegra muchísimo que hayas abierto este nuevo blog, y que voy a seguir todo lo que escribas. Eso sí, como tú bien dices, no lo hagas por obligación. Yo algunas veces he hecho eso en mi blog y han salido post patateros (ya lo sabes, porque creo que los has leído todos o la mayoría). Te animo a que sigas con esto y a que vayas mejorando poco a poco. La escritura es algo que se aprende con la práctica. Yo he aprendido muchísimo desde que empecé con esto, aunque aún me queda otro tanto por aprender.

En fin, que no quiero enrollarme más. Ánimo y mucha suerte con tu nuevo proyecto. Te apoyaré en lo que necesites, cuenta conmigo.

Saludos,
Sara.

Cristina dijo...

¡Hola!
Me sorprendió encontrar un comentario tuyo con otro nombre en mi blog! jeje
(cuando vi la foto pensé: esa foto la tiene Omega; y al final vi que me decías que eras Omega xdd)

Te he añadido a mis blogs favoritos, así que ya nos iremos leyendo! ^^

Vivi dijo...

Hola Sara,

te respondo por partes y así no nos liamos. Llevaba unos cuantos meses pensando en dejar "El meu món" porque me quería que algunas personas que conozco y sé que conocen mi blog dejaran de tener acceso a lo que escribo. Puede sonar un poco bestia pero es la verdad. Después de lo que has leído creo que no te sorprenderá que te diga que no, no seguiré con mi antiguo blog.
Sobre lo que dices de esta entrada, no me lo tomo a mal porque eres sincera y respetuosa, es más te lo agradezco. Sí, no tiene mucho sentimiento pero tampoco quería que hubiera mucho, sólo intentaba contar (de forma bonita) que nunca sabes que será de tu vida y que a veces puede ser bueno dejarse llevar. En mi cabeza no hay ninguna continuación para esta historia.
No me he leído todos tus relatos pero ya sabes que los que no me han gustado te lo he dicho como has hecho ahora. Poco a poco iré tirando el blog para adelante sin prisas e intentando mejorar cada vez más ;) Ah! No digas que no eres nadie para dar consejos porque escribes muy bien y te lo he dicho más de una vez y sigo pensándolo.
Gracias por tu comentario!
Cuídate!

Hola Cristina!

Me ha hecho gracias que pensaras que esta imagen es la de Omega jj. Gracias por comentarme. Como bien has dicho nos leemos! ;)
Cuídate!

Gracias por los comentarios!!

Vivi

PD: Aprovecho el comentario para invitaros a otro blog que he abierto (dos de golpe jj) pero éste en catalán: http://bocinsmeus.blogspot.com/